domingo, marzo 22, 2009

La letra que sigue al punto final

El último paso dado ha sido el más difícil. Estoy confuso, estoy nervioso. Estoy eufórico y estoy irritado. No sé qué pensar, pero en general la felicidad nubla mi juicio. La retrospectiva añade nostalgia, el futuro añade vacío, insatisfacción, esperanza de encontrar algo que suplante el recuerdo. Ha habido decisiones que me han enfurecido. Ha habido cabos no demasiado bien anudados. Otros directamente bailan en el viento. Imágenes hermosas, expectativas no satisfechas. Respuestas que provocan una mueca torcida en mis labios. Y aún así. (casi) todo funciona. El corazón se acelera en los mejores momentos, lloras con las pérdidas, respiras ante la perspectiva de parar y saber que ya no habrá más huellas en esa dirección. Miras hacia atrás y ves el rastro que lleva a tus talones, y sonríes porque a la vez ves a toda la gente que por activa y por pasiva ha compartido trayecto contigo contemplando sus sonrisas mutuas. Y ves que es bueno acabar un viaje que has llegado a querer sabiendo que ha merecido la pena la travesía, dispuesto a empezar otros.

Hablo, por supuesto, del final definitivo de Battlestar Galactica. Hora y media de historia de la televisión desde ya.

So say we all.



Saludos desde OK Corral.

2 comentarios:

terrormaniaco dijo...

Toñete, soy Mario (Fary para los enemigos), ¿qué tal marcha el verano? Me acabo de acordar de tí porque esta noche quizá vaya al cine a ver Arrástrame al Infierno, a ver qué nos depara el (a veces) bueno de Raimi. Un saludo y cuídate (nunca he sabido el significado de esta expresión).
Por cierto, ¿cómo va la peli de El Cosmonauta?

Animally dijo...

Esto está muerto...tardas meses en actualizar. En fin, sigue con el blog y tal...